CUANDO EL DESAPEGO NORMATIVO SE NORMALIZA

Sin instituciones sólidas y ante la normalización del desapego normativo, quedan pocos elementos para en lugar de guiarnos bajo reglas acordadas como sociedad, las reglas que se apliquen sean otras.

José Luis Ortiz Flores

Ya hemos analizado antes a) los beneficios del compliance normativo como una mejor forma de vivir y trabajar (https://redintegralis.live/2020/08/01/el-compliance-mas-alla-que-una-practica-empresarial/ ); b) cómo los gobiernos populistas requieren de la polarización de la sociedad para poder realizar acciones fuera del marco legal; y c) que instituciones fuertes pueden servir como contrapesos ante esas situaciones (https://redintegralis.live/2020/11/02/los-contrapesos-necesarios/). Pero, ¿qué pasa cuando no hay instituciones sólidas y el desapego normativo se normaliza?

Esta semana, tres secretarios de estado del Gobierno de Estados Unidos enviaron una carta a tres secretarios de estado mexicanos, haciendo un extrañamiento sobre el desapego normativo del Gobierno Mexicano, en este caso, en el sector energético. (https://www.forbes.com.mx/politica-eu-mexico-bloqueo-inversiones-energia/). Estos secretarios del gabinete de Trump dejarán de ser autoridades en los próximos días, pero cuando se trata del Gobierno, lo importante no son las personas (estas pueden cambiar), si no las instituciones.

Retomando entonces nuestra pregunta ¿qué pasa cuando no hay instituciones sólidas y el desapego normativo se normaliza?, la semana pasada el poder ejecutivo generó un borrador para una “reforma administrativa” para desaparecer órganos autónomos y que sus funciones sean realizadas por las secretarías de Estado. Organismos como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), no sólo se debilitarían, desaparecerían.

Cuando algo se vuelve cotidiano y repetitivo, deja de ser noticia y dejamos de hablar de ello. Esto es lo que está sucediendo con las decisiones de la administración pública federal actual fuera del marco normativo. Son ya tantas y tan repetidas las ocasiones en que se toman decisiones fuera del marco legal, que la sociedad deja de darles importancia, seguimiento y de señalarlas. Estamos normalizando el desapego normativo.

La carta de los secretarios de estado norteamericanos enviada hace unos días es sólo un ejemplo más, pero son ya tantas y tan repetidas las ocasiones en que se toman decisiones fuera del marco normativo, que ya no son noticia. Es una combinación de hartazgo, bloqueo, cansancio, miedo e incapacidad para detectar todas las acciones fuera de la normatividad.

Entonces, sin instituciones sólidas que sirvan de contrapeso y ante la normalización del desapego al marco normativo, quedan pocos elementos para en lugar de guiarnos bajo las reglas acordadas como sociedad para funcionar en diversos ámbitos (energético, educativo, ambiental, telecomunicaciones, salud, de rendición de cuentas, de competencia económica, laboral, fiscal), las reglas que se apliquen sean otras. 

Nos encantará ayudarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373