UNA NORMA QUE NOS AYUDA A CUESTIONARNOS LA “NUEVA NORMALIDAD”

La NOM-035 se presenta hacia el segundo semestre de 2020 como una oportunidad de cuestionarnos cómo debe ser la "nueva normalidad".

José Luis Ortiz Flores

Hace ya varios meses, en algunas empresas se habían comenzado acciones derivadas de la NOM-035, luego llegó el confinamiento por el COVID-19, y ahora se están retomando algunos temas como éste; sin embargo, esta es una norma que nos ayuda a cuestionarnos la “nueva normalidad”

La NOM-035 busca identificar, analizar y prevenir los factores de riesgo psicosocial, así como promover un entorno organizacional favorable en los centros de trabajo. Al arranque del segundo semestre del 2020, esta norma se presenta en un momento donde se combinan cuatro factores:

  1. La obligatoriedad del cumplimiento de la norma;
  2. Un retorno a la actividad económica, más por decreto que por una disminución en el riesgo de contagio del COVID-19;
  3. Un temor (consciente o inconsciente) por parte de los trabajadores de regresar a los centros de trabajo ante los riesgos de salud inherentes;
  4. Un análisis y cuestionamiento durante estos últimos meses sobre si la anterior “normalidad” funcionaba adecuadamente.

Se identifica el mes de octubre como el tiempo en que las autoridades podrían comenzar revisiones sobre el cumplimiento en la implementación de la NOM-035. Como ya lo vimos, se deben prevenir factores de riesgos psicosocial, esto es, aquellas condiciones que afectan el bienestar, salud física, psíquica, y social del trabajador y repercuten en el desarrollo laboral del mismo.

La lucha política y social entre a) el confinamiento para proteger la salud y b) el retorno a las actividades para detener la caída en las economías, está empujando a que los gobiernos adelanten los “semáforos”, en una situación que en México se agrava ante la falta de información estadística confiable. Todos conocemos gente posicionada en ambos lados de esta lucha, lo que es un hecho es que se está comenzando, de una manera o de otra, el retorno a la actividad económica (https://redintegralis.live/2020/06/24/en-el-proximo-reinicio-de-actividades-los-restaurantes-deben-de-estar-bien-preparados-contra-el-covid-19/ ).

Sin embargo, aún aquellos que pueden estar por el retorno a las actividades a pesar de los riesgos en la salud, pueden tener preocupaciones o temor (consientes o inconscientes) ante un eventual contagio. Preocupaciones que, en el caso de nuestro país, se hacen más complejas ante el conocimiento de no estar en un descenso de la pandemia y tener un sistema de salud debilitado. Ante esta situación, empresas y autoridades deben analizar cómo afectan estas preocupaciones y este temor, cuando la NOM-035 se refiere “los riesgos psicosociales”, y cuando hablamos de “condiciones que afecten el bienestar, salud física, psíquica, y social del trabajador”.

Todos hablamos del “regreso a la nueva normalidad”, pero ¿cómo es o cómo debe ser esta nueva normalidad? Durante estos meses, vivimos escenarios inéditos  ( https://redintegralis.live/2020/04/23/tiempos-de-escenarios-ineditos/ ), que nos han llevado a reflexionar sobre el correcto funcionamiento de nuestros sistemas sociales y económicos. ¿La “anterior normalidad” funcionaba bien en temas como el medio ambiente, la justicia social, la equidad de género, el balance entre el trabajo y la familia (work-life balance)? 

Estos temas han jugado un rol activo durante este confinamiento: el medio ambiente ha tomado un respiro de las actividades económicas del hombre (flora, fauna, contaminación) (https://www.facebook.com/hopevideosparaelcambio/posts/2628272634094024); hemos aprendido a trabajar desde nuestras casas (home office), en una convivencia más intensa con nuestras familias; los hogares que tienen como cabeza económica a una madre, han tenido también una dinámica diferente en cuanto los tiempos de las actividades diarias, pudiendo eliminarse las desventajas de las mujeres que combinan su rol de madres con el trabajo; la situación financiera de las empresas que estamos siendo afectadas han implicado un análisis de los factores del trabajo, y muchos otros.

Entonces, la NOM-035, que tiene que ver con los factores psicosociales de nuestros equipos de trabajo, nos plantea también una oportunidad de romper paradigmas y redefinir nuevos esquemas en la dinámica laboral y social, se convierte en una norma que nos ayuda a cuestionarnos la “nueva normalidad”.

Una vez más, el compliance normativo se nos presenta no sólo como una obligación, si no como una oportunidad de mejorar nuestra forma de trabajar.

Nos encantará ayudarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373