José Luis Ortiz Flores

Red de Consultores

Mayo 24, 2020

El viernes pasado (22 de mayo) se difundió el Oficio No. 801.1.-18/ 700.2020.0482 de la Secretaría de Hacienda dirigido a los titulares de las Unidades de Administración y Finanzas de las dependencias del Gobierno Federal. Oficio que solicita una reducción del 75% al presupuesto para su gasto de operación (capítulos 2000 y 3000). Esta medida nos lleva a preguntarnos a las empresas que queremos ser proveedores del Gobierno Federal: ¿Venderle al Gobierno Federal?

Los capítulos que señala este oficio son los correspondientes a Materiales y Suministros, así como Servicios Generales; es decir: pizarrones, bancas, equipos de seguridad y protección -extinguidores, sistemas de acceso; desde luego papelería y consumibles, despensa, servicios de comunicación, no se diga estudios e investigaciones, revisiones y auditorías, entre muchos, muchos otros (quedan exentas de estas medidas las secretarías de Defensa, Marina, Salud y la Guardia Nacional). 

Esta medida, está alineada con la decisión del Gobierno Federal de no adoptar medidas contra-cíclicas, que ayuden a reactivar las economías afectadas por la cuarentena necesaria por el COVID-19.

 (https://www.google.com.mx/amp/s/www.eluniversal.com.mx/opinion/ana-paula-ordorica/amlo-y-su-politica-de-regalar-dinero%3famp).

Asimismo, esta medida, tiene dos efectos directos: 1) Afecta, aún más, la operación de una maquinaria gubernamental que ya opera con muchas dificultades, que no tenía herramientas para trabajar, para planear, para tomar decisiones -lo que algunos llaman “una austeridad suicida”; y 2) Desacelera -o rompe- las cadenas de suministro (a los proveedores) que tienen relación con el gasto gubernamental; y que por lo tanto, nos lleva a cuestionarnos: ¿Venderle al Gobierno Federal?

 (http://redintegralis.live/2020/03/26/conviene-venderle-al-gobierno-mexicano/).

Es claro que a las empresas se les va a dificultar aún más vender bienes y servicios al Gobierno Federal, organización que ha decidido irse desmantelando poco a poco (ya con anterioridad se vió disminuido en forma importante el capítulo 1000, es decir, el gasto en servicios personales).

Para quienes formamos parte de estas cadenas de suministro, es importante reconocer el impacto que tiene, que el Gobierno Federal cancele unos 39 mil millones de pesos, que en otros escenarios se derramarían en todos los sectores productivos de nuestro país; asimismo, es importante generar estrategias para ubicar nuevos mercados, incluidos los gobiernos estatales y municipales. 

Nos encantará ayudarte

2 comentarios en “¿Venderle al Gobierno Federal?”

  1. Definitivamente otro impacto negativo más a nuestra economía, el freno que el gobierno federal a puesto a su gasto corriente, considero va más allá de un mero tema de austeridad, me parece que se esta perdiendo de vista que de la proveeduría de productos y servicios al gobierno dependen muchas empresas y por ende muchas familias y sus fuentes de ingreso. Esto me parece que se pone asimismo en una posición poco atractiva hacía las empresas, ya que el balance mencionado anteriormente, desde mi punto de vista resulta desafortunado y negativo al final. Para quienes hemos trabajado con gobierno, ciertamente lo hace un ente mas riesgoso, no solo en términos del timing de los flujos, sino también en la certidumbre de llevar a buen puerto contratos ya firmados. Saludos cordiales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to Top

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373