¿Qué causas pueden afectar la productividad de mi empresa?

La productividad tiene un impacto decisivo en la operación. Para elevar su nivel, es necesario que los procesos de operación de la empresa se encuentren alineados a la organización de manera que funcionen de manera coordinada e interdependiente.

La vida de las empresas está impactada en el logro de sus objetivos y resultados estratégicos, como la intervención y visión de los inversionistas y/o dueños; la competencia y el mercado; la oferta y la calidad del recurso humano; la calidad y efectividad de la gestión del cuerpo directivo; la complejidad y dispersión del público usuario; el nivel de utilización de la tecnología y la sistematización en su operación, y la presión de la regulación gubernamental, entre otros.

Dentro de estos factores, la productividad tiene un impacto decisivo en la operación, entendida ésta como la relación que hay entre la cantidad y calidad de productos logrados y los recursos utilizados para producirlos, lo que en términos claros implica la utilización eficaz y eficiente de todos los recursos: el capital, los materiales, la energía, la información y el tiempo, además del trabajo mismo

Para alcanzar los niveles de productividad deseados, es necesario que los procesos de operación de la empresa –u organismo- se encuentren identificados y alineados a la organización de manera que funcionen de manera coordinada e interdependiente (como eslabones de una cadena) y cuyos actores (responsables de su ejecución) conozcan claramente su importancia, sus procedimientos involucrados, las políticas que deben regularlos, las áreas que deben proporcionar los insumos, así como las áreas a las que debe entregar sus productos para de esa forma, crear una sintonía de operación.

Identificar y analizar

En muchos casos las empresas no tienen el nivel de desempeño y no funcionan “bien” por alguna(s) de las siguientes razones:

  1. No existe una buena planeación o simplemente no la hay y se “trabaja al día”.
  2. Los empleados/trabajadores desconocen lo que la Gerencia requiere y/o los resultados que se esperan de cada quien.
  3. Los departamentos trabajan de manera aislada, por lo que no hay una visión común ni un esfuerzo coordinado hacia el logro del propósito de la empresa.
  4. Los empleados no desempeñan con eficiencia sus tareas (no están debidamente capacitados, no tienen una motivación adecuada, no hay una buena supervisión, etc.).
  5. No se cuenta con los recursos económicos, técnicos, humanos y/o materiales suficientes y/o adecuados para soportar la operación.

En cualquier caso, conviene realizar primeramente un diagnóstico en las áreas críticas de la empresa para identificar con claridad donde están las fallas y sus posibles causas. Lo anterior le permite al empresario contar un con análisis “objetivo” de la operación de su empresa, así como las áreas de oportunidad a atender las cuales serán claras para los directivos dado el conocimiento propio que tienen de la operación y con ello, determinar con objetividad las alternativas de solución y mejora, enfocadas a lograr la productividad que la empresa requiere

Armar un buen cuestionario

Conforme a la experiencia que hemos adquiridos en la integración de diagnósticos organizacionales y de desempeño, aconsejamos crear un cuestionario con preguntas concretas que se aplicarán en todas las áreas de la institución.

Para ello, resulta conveniente definir el número y características del personal a quien se le aplicará el cuestionario, definiendo una muestra representativa tomando en cuenta la dimensión de la empresa; aunque existen herramientas y mecanismos para que todo el personal intervenga y responda en línea con lo que se tendría la opinión de “todos” los actores de la organización empresarial.

El diagnóstico se dividirá en “dimensiones”, o sea en temas o variables que resultan fundamentales para la operación de una empresa y en donde pueden existir aspectos que inciden negativamente en el logro de resultados. Estas dimensiones generalmente son las siguientes, solo por mencionar algunas:

  • Planes y programas de trabajo (general y específicos)
  • Procesos y procedimientos
  • Funciones y responsabilidades
  • Coordinación inter áreas
  • Canales formales e informales de comunicación
  • Manejo de personal
  • Remuneraciones y Reconocimientos

Los resultados del diagnóstico serán tabulados y ordenados para realizar su análisis y vinculación entre dimensiones, con el propósito de obtener resultados integrales sobre la situación de la organización que favorezcan el diseño de soluciones que impacte el desempeño de toda la empresa.

Nos encantará ayudarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373