¿Cómo convierto a mis gerentes en líderes de sus equipos de trabajo?

Es indudable que el desarrollo del liderazgo es posible sólo bajo la práctica consciente de lo que se hace y, en especial, de cómo se hace.

Resumen 

Ser líder es una habilidad que se desarrolla, a partir de los recursos personales, pero, de forma más acelerada y eficaz, si se cuenta con una guía de lo que se espera de quien es responsable de la productividad de un grupo de colaboradores.  

Se pueden distinguir al menos tres niveles de liderazgo, el más básico se refiere al de quien supervisa personas bajo la modalidad uno a uno, es decir, un supervisor que asigna trabajo a personas que trabajan de forma individual; En un segundo nivel se ubican a quienes supervisan el trabajo de un equipo, cuyos ocupantes ocupan cargos distintos y cada uno de ellos es interdependiente del trabajo que desarrollan los demás (posición gerencial). El tercer nivel es el asociado con la labor directiva encargada de coordinar equipos integrados a su vez por equipos, al tiempo que están visualizando la forma de responder a las necesidades futuras de la organización, su adaptación a las necesidades cambiantes del mercado y la incorporación de mejoras y tecnologías de vanguardia que les permita funcionar de forma óptima. 

Las habilidades del ocupante de cada perfil de liderazgo en consecuencia, varían en la medida en que se tiene un mayor tramo de responsabilidad, sin embargo, son habilidades que se van sumando y que no se pueden desarrollar unas en aislado de las otras (por ejemplo, un director de área o también requiere las habilidades que el supervisor, las típicamente gerenciales, además de las propias de la dirección).  

Respuesta  genérica 

Con independencia de la complejidad de las habilidades de los jefes y/o supervisores, lo primero que es necesario llevar a cabo para incrementar sus capacidades, es evaluarlos. 

La evaluación de competencias y la capacitación permanente al cuerpo de mando, tanto con los recursos internos de la empresa, como la asistencia a foros, cursos y seminarios es de vital importancia para mantener a la empresa funcionando como se desea, adaptándose a las necesidades cambiantes y desarrollando más y mejores habilidades entre el personal que la integra. 

Respuesta detallada 

Para evaluar a los supervisores y gerentes, es necesario primero asegurarse de que sepan claramente sus funciones así como lo que se espera del puesto, su contribución a los resultados de la empresa y los indicadores de desempeño con lo que son medidos (evaluados). 

Al respecto y para dicha evaluación resulta conveniente considerar que las habilidades del supervisor son más sencillas que la de un líder. 

Un buen supervisor tiene claridad respecto a las funciones de cada puesto y lo esencial de éstos y debe ser capaz de transmitirlo a cada persona y a los ocupantes de los puestos con los que se relaciona.  

Dado lo anterior, la evaluación del supervisor deberá contemplar las habilidades relacionadas con: 

  • Dar inducción al puesto a los nuevos integrantes 
  • Asignar responsabilidades a cada persona, asegurarse de que las entiende y es capaz de ejecutarlas correctamente 
  • Evaluar el nivel de desempeño de las personas  
  • Retroalimentar a las personas 
  • Señalar aspectos del trabajo no está ejecutando adecuadamente, enseñar la forma correcta de hacerlo y acompañar en el desarrollo de la habilidad 
  • Resolver los conflictos personales 

Un líder, además de lo anterior, habrá de disponer de habilidades para conocer qué es lo que motiva a cada persona que le ha sido asignada, integra equipos de trabajo, desarrolla en sus colaboradores habilidades de solución de problemas, de comunicación efectiva y, a través de delegar en ellos responsabilidad y autoridad para la toma de decisiones, los fortalece para que puedan acceder a puestos de mayor responsabilidad.

Precisados los aspectos anteriores, una metodología de evaluación es la denominada Evaluación 360°, en la que cada persona es calificada mediante la opinión de su jefe inmediato, sus clientes y proveedores internos y el personal a su cargo. Estas evaluaciones típicamente exploran competencias como liderazgo, trabajo en equipo, comunicación efectiva, solución de problemas y desempeño técnico, entre otras. Esta evaluación se orienta más a las habilidades de liderazgo. 

Nos encantará ayudarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5373