Consideraciones básicas para comprar un dominio

Comprar un dominio

Pensemos un sitio web como en un edificio donde tendremos ya sea nuestra tienda virtual o nuestra oficina de presentación de nuestros servicios. ¿Dónde queremos que esté? El anuncio exterior, ¿qué queremos que diga? La cimentación, ¿cuántos pisos queremos que pueda soportar? ¿Queremos poder tener seguridad, módulos de atención a clientes, zonas de acceso exclusivo, etc.? Cuales serán las consideraciones básicas para comprar un dominio.

Iniciemos en el orden, diseño, terreno, cimentación, obra negra, acabados, mobiliario y accesorios.

En el caso del ciberespacio, lo primero que tenemos que considerar es el dominio.

El domino es algo que hoy casi todo mundo conoce y lo formateamos como www.midominio.com y es la dirección que contendrá toda la información de nuestro sitio, es decir nuestras páginas web que formarán nuestro sitio.

Comprar un dominio

Es muy fácil ingresar a Google y buscar a algún registrador con quién podemos comprarlo, es más, estas líneas parecen inútiles y obsoletas hoy en día, pero hay que considerar ciertos puntos importantes al momento de decidir o comprar uno y son pocos, pero muy importantes.

Los dominios tienen una serie de registros que solo los más conocedores saben de ellos y estos sirven por ejemplo para indicarle a los proveedores de los servicios de internet, en donde se encuentra nuestra información, nuestro servidor de correo electrónico, si tenemos algún servicio o aplicación especial, para demostrar la propiedad del mismo, etc., y no todos los proveedores de registro de dominios te dan el acceso libre a configurar dichos registros, otros cobran una cuota adicional y otros de plano te piden que cambies a un plan de mayor valor.

Otro tema es elegir el nombre ya que, en este caso, lo mejor es utilizar tu marca, el nombre de tu empresa y en último caso el nombre genérico del producto o servicio que promueves si es que está disponible.

Existe la falsa creencia que este nombre es clave para el índice de Google. Esto es parcialmente correcto ya que es uno de los cientos de factores que utiliza Google para indexar las páginas web.

Lo siguiente es la extensión del nombre .com, .com.mx, .mx, .org, etc. Hoy en día se han liberado una cantidad importante de extensiones y dependiendo del tipo de organización, ubicación geográfica, sector, etc., se pueden escoger diferentes extensiones. No todos los registradores de dominio ofrecen toda la variedad de extensiones, por ello es necesario, dependiendo de esto, a qué proveedor acudir.

Y por último de preferencia selecciona un registrador que te brinde un buen servicio de hospedaje para tu sitio, pero este es tema de otra sección.

Existen múltiples sitios y blogs con recomendaciones adicionales con las que puedes complementar esta información como:

https://www.hostinger.mx/tutoriales/como-comprar-un-dominio/

Nos encantará ayudarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación.


Notice: ob_end_flush(): Failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/redbms/public_html/wp-includes/functions.php on line 5420